Blog ACM – PIB minero al alza en 2021

Fecha 7 diciembre, 2021

En el tercer trimestre de 2021 el sector minero registró un crecimiento de 10,3%. Por segundo trimestre consecutivo un crecimiento a dos dígitos que no tenía el sector desde el segundo semestre de 2016 y que se espera mantenga esta dinámica durante el último trimestre del año.

La recuperación sucede por varios factores: 1. Un efecto base frente a la peor caída que tuvo el sector minero durante el 2020; 2. La entrada en operación de nuevos proyectos mineros; 3. La recuperación de la actividad económica en el país; y 4. Un breve impulso asociado al incremento en los precios de los minerales.

Recordemos que en 2020 se dio la menor producción de carbón en el país desde 2002 consecuencia de factores externos asociados a la pandemia, como la caída en la demanda y el precio, así como factores internos que redujeron la capacidad de las operaciones, principalmente decisiones judiciales y huelgas (Ver boletín económico). Igualmente la extracción de materiales para la construcción se vio afectada por el paro en la economía local. Estos factores que jugaron en contra del crecimiento del sector en 2020 impulsan el crecimiento en 2021 por lo que llamamos un efecto base. Si bien en el mediano plazo difícilmente volveremos a producir los 90 millones de toneladas que produjimos en 2016 y 2017, sí esperamos incrementar la producción respecto a las 49 millones de toneladas que produjimos en 2020.

El segundo factor que impulsa el crecimiento en el valor agregado de la minería en 2021 es la entrada en operación de la mina de oro a gran escala en Buriticá, soportado en el fortalecimiento de las otras operaciones en el país. Si bien el inició de operaciones fue en el último trimestre de 2020 el efecto de la entrada en la operación de la mina en las cuentas nacionales se va a ver reflejado en 2021.

De otra parte, la recuperación de la economía local, en particular del sector de la construcción, ha impulsado el crecimiento de materiales para la construcción durante este año en donde incluso se han alcanzado niveles récord en la producción de cemento – 11,3 millones de toneladas a octubre, 20% más que en el mismo periodo de 2020 y 6% más frente al mismo periodo en 2019 -.

Finalmente el crecimiento en los precios internacionales ha jugado un papel en el incremento de la producción, aunque menor. Para incrementar de manera sostenida la producción se requieren inversiones de largo plazo en donde el precio es solo uno de los elementos a tener en cuenta: la seguridad jurídica es el principal de ellos. Por lo tanto, el impulso que por sí puedan dar los precios a la producción es menor – más en una coyuntura de alguna manera incierta para la inversión en minería -.

Es así como el crecimiento en el PIB minero depende tanto de factores exógenos – de los que no tenemos mayor control, como la evolución de la demanda y los precios -, así como otros endógenos sobre los que podemos impulsar el crecimiento del sector en el país, como el impulso al desarrollo de nuevos proyectos mineros y la seguridad jurídica. Es aquí donde debemos concentrar nuestros esfuerzos para aprovechar mejor las condiciones favorables que se puedan presentar en los mercados internacionales de la minería.